top of page

Inteligencia artificial (IA)



La inteligencia artificial es una nueva forma de resolver problemas dentro de los cuales se incluyen los sistemas expertos, el manejo y control de robots y los procesadores, que intenta integrar el conocimiento en tales sistemas, en otras palabras, un sistema inteligente capaz de escribir su propio programa. Un sistema experto definido como una estructura de programación capaz de almacenar y utilizar un conocimiento sobre un área determinada que se traduce en su capacidad de aprendizaje. De igual manera se puede considerar a la IA como la capacidad de las máquinas para usar algoritmos, aprender de los datos y utilizar lo aprendido en la toma de decisiones tal y como lo haría un ser humano, además uno de los enfoques principales de la inteligencia artificial es el aprendizaje automático, de tal forma que los ordenadores o las máquinas tienen la capacidad de aprender sin estar programados para ello. la IA es una rama de las ciencias computacionales encargada de estudiar modelos de cómputo capaces de realizar actividades propias de los seres humanos con base en dos de sus características primordiales: el razonamiento y la conducta.


Es un campo muy extenso de la ciencia relacionado con la creación de computadoras y máquinas que pueden razonar, aprender y actuar de una manera que normalmente requeriría inteligencia humana o que involucre datos cuya escala exceda lo que los humanos pueden analizar. La IA es un campo amplio que abarca muchas disciplinas diferentes, incluidas la informática, el análisis de datos y las estadísticas, la ingeniería de hardware y software, la lingüística, la neurociencia y hasta la filosofía y la psicología. A nivel operativo para el uso empresarial, la IA es un conjunto de tecnologías que se basan principalmente en el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo, que se usan para el análisis de datos, la generación de predicciones y previsiones, la categorización de objetos, el procesamiento de lenguaje natural, las recomendaciones, la recuperación inteligente de datos y mucho más.​


La inteligencia artificial se puede organizar de varias maneras, según las etapas de desarrollo o las acciones que se están realizando.

Por ejemplo, se suelen reconocer cuatro etapas de desarrollo de la IA.

  • Máquinas reactivas: IA limitada que solo reacciona a diferentes tipos de estímulos basados en reglas preprogramadas. No usa memoria y, por lo tanto, no puede aprender con datos nuevos. Deep Blue de IBM, que venció al campeón de ajedrez Garry Kasparov en 1997, fue un ejemplo de una máquina reactiva.

  • Memoria limitada: Se considera que la mayor parte de la IA moderna es de memoria limitada. Puede usar la memoria para mejorar con el tiempo mediante el entrenamiento con datos nuevos, por lo general, a través de una red neuronal artificial o algún otro modelo de entrenamiento. El aprendizaje profundo, un subconjunto del aprendizaje automático, se considera inteligencia artificial con memoria limitada.

  • Teoría de la mente: Actualmente no existe IA con teoría de la mente, pero se están investigando distintas posibilidades. El término hace referencia a IA que puede emular la mente humana y tiene capacidades de toma de decisiones similares a las de un ser humano, lo cual incluye reconocer y recordar emociones, y reaccionar en situaciones sociales como lo haría un ser humano.

  • Autoconocimiento: Un paso más allá de la IA con teoría de la mente, el concepto de IA con autoconocimiento describe una máquina mítica que tiene conocimiento de su propia existencia y tiene las capacidades intelectuales y emocionales de un ser humano. Al igual que la IA con teoría de la mente, la IA con autoconciencia no existe en la actualidad.


Una forma más útil de categorizar ampliamente los tipos de inteligencia artificial es según lo que puede hacer la máquina. Todo lo que llamamos inteligencia artificial actualmente se considera inteligencia “estrecha” porque solo puede realizar un conjunto reducido de acciones en función de su programación y entrenamiento. Por ejemplo, un algoritmo de IA que se use para la clasificación de objetos no podrá realizar procesamiento de lenguaje natural. La Búsqueda de Google es una forma de IA estrecha, al igual que las estadísticas predictivas o los asistentes virtuales. La inteligencia artificial general (AGI) sería la capacidad de una máquina de "sentir, pensar y actuar" como lo haría una persona. La AGI no existe actualmente. El siguiente nivel sería la superinteligencia artificial (ASI), en la que la máquina podría funcionar de manera superior a la humana en todo aspecto.



Inteligencia artificial en nuestra vida cotidiana


En nuestra vida cotidiana ya vemos un tipo de inteligencia artificial el ocio es uno de los espacios preferidos por la (IA). Lo vemos a través de nuestros dispositivos inteligentes:


  • Las relaciones virtuales

Las redes sociales monitorean a tiempo real nuestras preferencias, nuestros gustos, el perfil de nuestros contactos. Con estos datos nos van a sugerir ‘amistades’ o perfiles a los que seguir, nos van a hacer recomendaciones y lo que aún sorprende: nos van a presentar publicidad individualizada sobre productos o servicios que hemos buscado en algún momento.

Para ello, el sistema se basa en nuestra emocionalidad y sitios web que hayamos visitado. Un sistema de Inteligencia Artificial puede redirigirnos a los estrenos de películas de nuestros géneros preferidos porque nos ha hecho un seguimiento de búsqueda.

  • Entretenimiento

Lo observamos a través de Netflix, HBO, etc; también lo que escuchamos en Spotify. Un servidor nos sigue y analiza preferencias, conoce cuáles son nuestras descargas, sabe lo que escuchamos y en su Inteligencia Artificial ‘piensa’ qué nos gusta para mostrarnos, es cierto que nos ofrece un servicio, pero también publicidad.

  • Los buscadores

Google es la madre de casi todos los buscadores. Es uno de los grandes ejemplos de la Inteligencia Artificial en la vida cotidiana. No solo predice nuestras búsquedas (buscador), sino que también lo utiliza en su correo electrónico, en la aplicación de Mapas, en Adds (anuncios), en la búsqueda de sinónimos, de palabras similares, etc.

  • El ecommerce

El comercio electrónico, la venta por Internet, llegó, incluso igualó al presencial y lo superó durante el confinamiento. La Inteligencia artificial. Los ecommerce a los que recurrimos han recopilado información sobre nuestros hábitos y nos van a personalizar la oferta que podamos necesitar.

  • Diagnósticos médicos

En la medicina, una máquina es capaz de hacer un diagnóstico bastante preciso conociendo qué dolencias, síntomas y analítica presentamos. De esta manera, muchos tratamientos nos pueden venir impuestos si el ingenio sabe cuál es nuestro perfil, morfología y/o ADN.

  • El GPS

El GPS ya no se comunica solo con una serie de satélites y triangula nuestra ubicación. Ahora también conoce dónde hemos estado y posiblemente, a dónde vamos a ir. Ha reconocido nuestras rutas, hábitos y otras costumbres. Sabrá dirigirnos, pero hemos perdido el anonimato.

  • Asistentes de voz

Siri, Cortana, Alexa y otros más son comunes en nuestra vida. Los hemos incorporado al día a día. Les llamamos y nos responden desde un altavoz inteligente. Son asistentes de voz capaces de procesar lenguajes naturales (PLN) interpretar la orden dada o la pregunta hecha y nos reproducirá música o nos leerá un boletín meteorológico.

  • El teléfono

Los teléfonos inteligentes también cuentan con este tipo de tecnología, ya no exclusivamente como asistentes de voz si no en un sinfín de aplicaciones. Por ejemplo, las aplicaciones para realizar fotografías son capaces de identificar los encuadres más adecuados si te realizas un selfie.

  • La IA en el supermercado

La Inteligencia Artificial también está detrás del orden en los lineales de los supermercados. Los sistemas instalados por las principales cadenas de distribución han estudiado nuestros hábitos de consumo, días de compra, horarios, preferencias, recorridos por los establecimientos. Con estos y otros tantos datos más, la IA diseña las pautas para colocar los productos en los distintos pasillos, a la entrada o al fondo e incluso la altura a la que debe ponerse en las estanterías.


Y, al igual que facilita la experiencia de compra al consumidor, la IA optimiza la gestión de los stock. Asimismo, la incorporación de asistentes virtuales permite durante la compra recibir sugerencias personalizadas, ofertas y hasta nos puede diseñar una ruta por el interior del supermercado.

  • Atención al cliente, los chatbots

Los chatbots son, por último, otro ejemplo de Inteligencia Artificial. Estos robots virtuales simulan a un ser humano durante una conversación, por lo que se han convertido prácticamente en indispensables en los servicios de atención al cliente. Pueden mantener distintas conversaciones al mismo tiempo y suponen un gran ahorro en personal.



Inteligencia artificial en el ámbito laboral


La tecnología de inteligencia artificial (IA) está cambiando rápidamente la fuerza laboral actual, impactando fuertemente las habilidades del futuro. La investigación de Gartner encontró que tres cuartas partes de los trabajos tuvieron más del 40% de sus habilidades requeridas cambiar entre 2016 y 2019. Esto indica que los roles estáticos ya no son una forma efectiva para que las organizaciones piensen en construir el futuro lugar de trabajo. Las organizaciones tienen múltiples opciones para los roles afectados por la inteligencia artificial más allá de simplemente eliminarlos. Aunque su presencia todavía es muy incipiente, la inteligencia artificial se va abriendo camino en todos los procesos empresariales. La consultora Gartner resalta en uno de sus últimos informes que en el año 2025 el uso de la IA estará muy extendido y liderará la inversión tecnológica de las empresas. Queda clara su importancia en las empresas y su papel hegemónico a corto y medio plazo.


Pero en realidad, la aplicación de la tecnología inteligente a la empresa no es algo nuevo. Se viene realizando desde siempre, aunque a distintas escalas, teniendo su base en la automatización de procesos de trabajo en fábricas. La clave de su implementación hoy es enseñar a esas máquinas a solucionar problemas y a tomar decisiones de forma más o menos autónoma. Para lograrlo, se basa en cuatro pilares:

  • Algoritmos genéticos: Similares a la secuencia de pasos con la que se forma el ADN.

  • Redes neuronales artificiales: Con nodos de conexión que simulan el cerebro humano.

  • Razonamiento lógico: Equiparable al pensamiento abstracto.

  • Búsqueda del estado solicitado: Eligiendo entre las distintas posibilidades, algo similar a las decisiones que debe evaluar un ajedrecista antes de hacer un movimiento.

Como es evidente, el desarrollo de esta tecnología es mucho más complejo que diseñar una serie de protocolos para el movimiento de una máquina en una cadena de producción al uso. De ahí que las aplicaciones para las distintas industrias sean también muy específicas. Esto ralentiza su implementación, porque no es tan sencillo como adquirir un nuevo robot o un vehículo de serie. El aumento del rendimiento de los trabajadores y de la capacidad productiva de las empresas parece ser el principal beneficio de la implantación de la inteligencia artificial. Enseñar a las máquinas a encargarse de los procesos rutinarios servirá para que los trabajadores puedan aprovechar mejor su tiempo.


El gran beneficio que se espera de esta tecnología tiene que ver con la mejora en el desarrollo de estrategias empresariales. Sobre el terreno, las labores que más se relacionan con la IA son las del intercambio de información y el análisis de datos desestructurados. En menor medida, serán útiles en las destrezas manuales o en la resolución de problemas en tiempo real. Como ya sucedió cuando comenzó la robotización de la industria, la IA permitirá a las personas desarrollar capacidades menos mecánicas. A largo plazo hará que cobren mayor importancia los factores emocionales, la creatividad, la intuición o la imaginación. En el desempeño de sus tareas, cada trabajador sentirá que aporta algo diferente al resto y se podrá sentir más valorado.

64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page