top of page

La Policía española desmantela una enorme red de ciberdelincuencia y arresta a 40 personas



La Policía Nacional de España ha informado que ha arrestado a 40 personas por su presunta participación en una organización delictiva llamada Trinitarios. Entre los detenidos se encuentran dos hackers que llevaban a cabo estafas bancarias mediante técnicas de phishing y smishing, así como otros 15 miembros de la banda criminal, quienes han sido acusados de diversos delitos, como fraude bancario, falsificación de documentos, robo de identidad y blanqueo de dinero.


En total, se estima que este esquema delictivo ha defraudado a más de 300.000 víctimas, ocasionando pérdidas superiores a los 700.000 euros. "La organización criminal utilizaba herramientas de piratería informática y logística empresarial para llevar a cabo estafas informáticas", afirmaron las autoridades. Para llevar a cabo los ataques, los ciberdelincuentes enviaban enlaces falsos a través de mensajes de texto (SMS) que, al hacer clic en ellos, redirigían a los usuarios a un panel de phishing que se hacía pasar por instituciones financieras legítimas.


Estos mensajes de SMS buscaban generar un sentido de urgencia falso y aumentar las posibilidades de éxito al instar a los destinatarios a hacer clic en el enlace adjunto para resolver un supuesto problema de seguridad con sus cuentas bancarias. El objetivo era robar las credenciales ingresadas en esas páginas falsas en tiempo real y comprometer las cuentas, aprovechando el acceso para solicitar préstamos y vincular las tarjetas de las víctimas a billeteras de criptomonedas bajo su control.


Las tarjetas robadas se utilizaban para comprar activos digitales, que luego se convertían en efectivo para financiar las operaciones del grupo, como el pago de honorarios legales, el envío de dinero a miembros en prisión y la compra de narcóticos y armas. Algunas de las ganancias ilícitas también se enviaban a cuentas bancarias extranjeras, desde donde otros miembros del grupo utilizaban el dinero para adquirir bienes raíces en la República Dominicana.

"Además, tenían una extensa red de mulas que utilizaban para recibir dinero de transferencias bancarias y retirarlo a través de cajeros automáticos", dijo la Policía Nacional.


Otra estafa perpetrada por esta organización implicaba el alquiler de terminales de punto de venta (PoS) mediante la creación de empresas ficticias para realizar compras falsas. Las autoridades informaron que se llevaron a cabo 13 registros domiciliarios en las provincias de Madrid, Sevilla y Guadalajara, lo que permitió la incautación de equipos informáticos, candados, 5.000 euros en efectivo, kits de ganzúas y otros documentos que contenían información sobre la estructura organizativa de la banda.


¿Quieres saber mas?


43 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page