top of page

La Telenofobia: Pánico hablar por teléfono



Para nadie es un secreto que las comunicaciones cambiaron para siempre hace ya bastante tiempo. Pasamos de llamar a un lugar para llamar directamente a una persona, pero ahora mismo son tantas las formas de poder contactarnos que las llamadas de teléfono han pasado ya a un segundo o tercer plano. La mensajería lo ha copado casi todo, y cuando estamos escribiendo mandamos mensajes de voz, o simplemente intercambiamos memes. Pero es que además se suma el hecho de que coger el teléfono provoca pánico en cada vez más personas.


Según psicólogos, esto se produjo en el momento en que las llamadas telefónicas eran mucho más habituales que ahora, pero eso no quiere decir que cuando las llamadas pasaron a segundo plano el trastorno desapareciese.


En muchos casos, detrás de este complejo, se esconde el querer controlarlo todo. Pero la comunicación no se puede controlar, lo que uno va a decir y el otro le va a responder, eso es una obra de teatro, la vida tiene una espontaneidad y ellos, lo que no toleran, es salirse de un esquema que no controlan."


El 75% de los millennials siguen este comportamiento, refiriéndose al hecho de mensajear antes de realizar una llamada telefónica o contestarla. Va más allá de considerar que la llamada resta tiempo o resulta en una obligación a la hora de emitir una respuesta, trata sobre un pánico auténtico a descolgar el teléfono para hablar con otra personal. Prefieren los mensajes de texto antes que las llamadas.


El pánico a coger el teléfono es cada vez más real


Si en ocasiones te llaman y te quedas mirando el móvil sin ganas de descolgar, para después enviar un mensaje preguntando por el motivo de la llamada, o si te ves a ti mismo ensayando qué decir ante las llamadas, es posible que sufras de telenofobia, un trastorno que desgraciadamente está poniéndose de moda entre los jóvenes y que no deja de ganar tracción como parte de otros ocasionados por los móviles.


Miedo a hablar en público, necesidad de control, suele ocurrir en estos casos, la telenofobia no surge de la nada sino que parte de un trastorno de mayor alcance como es el miedo a hablar en público. Suele ser un miedo a hablar en público, a hablar con más personas, suele ser una fobia social y, dentro de esta fobia social, podemos decir que un subgrupo tiene telenofobia. Por tanto, hablamos de un trastorno que dista de ser novedoso.


El móvil está siempre en silencio para evitar el bombardeo de notificaciones, es una forma de desconectar dentro de que nunca lo hacemos del todo. Quizá éste sea el primer paso antes de sentir pánico antes de llamar, quién sabe, pero el hecho es que la telenofobia es algo real y que se impone entre quienes han cambiado ya para siempre su forma de comunicarse con los demás a distancia.



“Odio hablar por teléfono, lo detesto, después mando un mensaje de voz y puedo extenderme lo que sea, pero odio hablar por teléfono”.

“No lo agarro porque lo llevo en silencio la mayoría de las veces”.

“Si es familiar o trabajo atiendo, si veo que es un amigo y sé que no es nada grave... Cuando puedo”.


Estas son algunas de las categóricas afirmaciones que dijeron jóvenes menores de 30 años y dan cuenta de un sentir que poco a poco afecta más a las nuevas generaciones. Y es que el gesto de silenciar una llamada se está convirtiendo cada vez en más habitual, sobre todo, entre los adolescentes que se criaron con otras nuevas fórmulas de comunicación.










75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page