Principales tipos de virus y cómo protegernos frente a ellos



Los virus, técnicamente conocidos como malware, son códigos informáticos creados para infectar nuestros equipos, provocar problemas en el funcionamiento de los mismos o robar información. Aunque se encuentran en constante evolución y cada cierto tiempo aparecen nuevos tipos, hoy en ArtistCode vamos a analizar los principales virus y la mejor forma de protegernos frente a ellos.




Según el comportamiento del virus y su forma de actuar, se le denomina de una forma u otra y existen una gran variedad de ellos. Algunos atacan directamente a nuestras defensas y otros buscan activarse y reproducirse, pero, sea cual sea su forma de actuar, su objetivo final es el de causarnos daño para obtener un beneficio económico. Las técnicas que utilizan los ciberdelincuentes para hacernos llegar el malware también son muy diversas aunque muchas se apoyan en la ingeniería social.





¿Cuáles son los principales tipos de malware?

Veamos los principales tipos de virus y malware que podemos encontrarnos:


Adware

Es aquel software que ofrece publicidad no deseada o engañosa. Estos anuncios pueden aparecer en el navegador con pop-ups o ventanas con gran contenido visual, e incluso audios.

Se reproducen de manera automática con el fin de generar ganancias económicas a los creadores. En ocasiones este software provoca que el buscador predilecto del usuario sea cambiado por otro, generando errores en las búsquedas deseadas y entorpeciendo la experiencia de navegación del usuario.

¿Cómo nos protegemos?

Evitemos abrir enlaces de descarga de páginas poco fiables y, cuando instalemos software, debemos revisar los pasos para que no se nos instale ningún buscador, programa o complemento sin que nos demos cuenta.

Spyware

Este tipo de virus se encarga de recopilar de manera fraudulenta la información sobre la navegación del usuario, además de datos personales y bancarios. Un ejemplo de este tipo de virus son los Keyloggers, los cuales monitorizan toda nuestra actividad con el teclado (teclas que se pulsan), para luego enviarla al ciberdelincuente.

¿Cómo nos protegemos?

El primer paso y más importante será la instalación y actualización de un buen sistema antivirus. Otra forma de protegernos es evitar conectar dispositivos desconocidos, como USB o discos duros externos.

Gusanos

Este virus está creado con la capacidad de replicarse entre ordenadores. A menudo causa errores en la red, como consecuencia de un consumo anormal del ancho de banda ocasionado por este malware. Los ciberdelincuentes suelen usar nombres llamativos en los enlaces para que este virus sea descargado como, por ejemplo, las palabras: sexo, apuestas, regalo o premio.

¿Cómo nos protegemos?

Al igual que para los gusanos y resto de virus detallados, es importante tener actualizado nuestro sistema y sus defensas para estar protegidos y evitar se infectados, así como desactivar la función de “autoejecutar” los discos externos (memorias USB o discos duros). Si el antivirus está actualizado, también identificará y eliminará este tipo de amenazas que intenten colarse en nuestros dispositivos.

Ransomware

Malware que toma por completo el control del dispositivo bloqueando o cifrando la información del usuario para, a continuación, pedir dinero a cambio de liberar o descifrar los ficheros del dispositivo. Este software malicioso se trasmite en el dispositivo, tal y como lo hace un gusano o un troyano. Pueden llegar camuflados en adjuntos de correos electrónicos o en páginas web poco fiables que nos inviten a descargar algún archivo bajo una inofensiva apariencia. También se aprovechan frecuentemente de fallos de seguridad del sistema operativo o incluso de aplicaciones.

¿Cómo nos protegemos?

Mucho cuidado con los correos electrónicos maliciosos con algún adjunto. La mayoría de los ataques por ransomware se producen cuando el usuario ejecuta un archivo infectado. También es recomendable realizar copias de seguridad para que, en caso de infección, dispongamos de una copia de nuestros datos en otro lugar de almacenamiento.

Apps maliciosas

Cuando instalamos una app en nuestro dispositivo móvil, esta nos pide concederle una serie de permisos. A veces, estos permisos no tienen relación con la funcionalidad de la app o descargamos una app poco fiable que acaba por infectar nuestro dispositivo, tomar control y robar la información que tenemos almacenada en él como contactos, credenciales, imágenes, vídeos, etc.

¿Cómo nos protegemos?

Cuando se trata de descarga de apps, lo primero que debemos tener en cuenta es utilizar tiendas oficiales. Además, debemos revisar las valoraciones y comentarios de otros usuarios e información del desarrollador. Al instalarla, nos pedirá aceptar una serie de permisos, que no debemos dar a no ser que esté relacionado con la función de la app. Por ejemplo, nunca le daríamos permiso a una app “Linterna” para acceder a nuestros contactos ¿verdad?

¿Eras consciente de la existencia de estos tipos de malware? ¿Habías sido infectado en alguna ocasión por alguno de estos virus? Comparte con el resto de los usuarios tu opinión, experiencias y mantente al día con las publicaciones de ArtistCode.







66 vistas